Saltar al contenido
Alaskan Malamutes

🔷 TIENDA

Aquí en nuestra tienda online de artículos para malamutes podrás comprar con toda confianza y a muy buen precio. Somos afiliados de Amazon por lo que podrás hacer una compra TOTALMENTE SEGURA desde cualquier parte del mundo y además recibirás los productos en tu dirección a la mayor brevedad.


Artículos PARA tu Malamute


Artículos CON Malamutes


TIENDA ONLINE DE ARTÍCULOS PARA MALAMUTES

 

Nuestra tienda online para Alaskan Malamute es un espacio para compartir las personas que tenemos la dicha de tener como mejor amigo/a un/a Alaskan Malamute. También podrás conseguir productos interesantes y artículos con temática de nuestras Malamutes (que no hay muchos) y productos que por experiencia personal y de muchas amistades consideramos los mejores para nuestros (as) peludos (as). Por eso te invitamos a nuestra tienda online especializada en la venta de productos hechos especialmente para esta raza de perros tan MARAVILLOSA como nuestros Malamutes. Productos tanto para ellos como para nosotros sus dueños. Camisetas, accesorios, para su seguridad, recuerdos, regalos, adornos, detalles, etc., y al mejor precio, entregados en tu casa a través de Amazon.

 

Descripción física del Alaska Malamute

 

Lo principal que se percibe del Alaska Malamute es que tiene apariencia de lobo. Tienen la estructura del cuerpo fuerte, de huesos grandes. Su pelo es suave de doble espesor. Sus cabezas son anchas con el cráneo redondeado y grandes hocicos. Orejas triangulares,  rectas y suelen tener narices negras, los ojos son rasgados, de forma almendrada con expresión de lobo, pero amable. Tienen el cuello fuerte y ligeramente arqueado.

De espaldas anchas y fuertes y su cola es emplumada y se enrosca sobre la espalda siendo el pelo muy denso y de capas gruesas. Generalmente los Alaska Malamute suelen ser de colores sólidos o en combinaciones de blanco, gris, sable, rojo y negro. Su peso estándar oscila entre 39 – 46 Kg y su altura entre los 76 – 82 cm para las hembras y de 46 – 51 Kg y 85 – 96 cm para los machos Los Alaska muy rara ves ladran. Se caracterizan por ser unos perros silenciosos y el sonido que emiten es el de un aullido que a menudo pareciera estar vocalizando o hablando  

 

Descripción psicológica del Alaska Malamute

 

A primera vista impactan un poco por su apariencia de lobo, pero realmente son muy juguetones, divertidos, alborotados y amigables. Les encanta jugar, es lo único en que piensan, en jugar y jugar. Con el tiempo, a medida que maduran los Alaskan Malamutes se vuelven más suave y fáciles de tratar, pero nunca pierden al cachorro que llevan por dentro. Los Alaskan Malamutes suelen llevarse bien con todos, incluso con otros perros. Son muy agradables con todos permitiéndoles el beneficio de la duda y algo toscos, por cierto, nada delicados. A pesar de su aspecto intimidante realmente no tienen vocación de perros guardianes.

Los Alaskan Malamutes son de naturaleza dominante por lo que siempre mantendrá un pulso contigo. Pero, por otro lado, como son animales de manadas entenderá que tu familia es su manada y los cuida y comporta con cada uno de los miembros como tal. Con otros perros, hay que acostumbrarlos desde cachorros a convivir y relacionarse y esto da muy buenos resultados, pero sí se encuentran con otros perros que planteen conflictos de jerarquía es posible que surjan algunos enfrentamientos porque siempre tratara de demostrar quien es el que domina

 

Cosas que debes saber del Alaska Malamute

 

Los Alaska Malamutes prefieren los climas fríos. Si vives en una zona cálida, mantén a tu Malamute fresco en el interior de casa en los días más calurosos y pendiente de que beba suficiente agua Esta raza es de correr grandes distancias, los Alaska Malamutes son muy activos y necesitan mucho ejercicio. Si vives en apartamento lo ideal es que le des un entrenamiento fuerte así descargan un poco su ansiedad. Lo ideal sería que tuviese un patio amplio con una cerca alta, pero si no lo tienes ya sabes: entrenamientos intensos.

Otra cosa que les encanta hacer es cavar, hacer hoyos en la tierra y si vives en el campo o en un gran pedazo de tierra es común que deambule por todo el perímetro, les encanta patrullar las fronteras. Un Alaska  saludable puede vivir hasta unos 15 años. Tienen unos problemas de salud que son comunes en la raza y es la displasia de cadera y problemas oculares. Con su alimentación es mejor que le raciones las cantidades diarias en 3 tomas cuando son pequeños o 2 cuando son un poco más adultos porque si les dejas el tazón de la comida con toda la ración diaria de lo devorarán.

 

Alaskan Malamute vs Husky Siberiano

 

Los que tenemos un perro malamute estamos más que acostumbrados a que nos digan «que grande ese husky» o preguntarnos por qué no tiene los ojos azules nuestro husky… Y es que la gente en general suele confundirlos. El husky es una raza de perros más conocida que nuestro malamute y es una de las razones de la confusión. Estas dos razas de perros nórdicos se caracterizan por su belleza, fuerza y resistencia y conservan rasgos de su pariente cercano el lobo. Ambas razas son de las más antiguas del planeta ya que no han tenido casi modificaciones de éste.

 

Orígenes

 

El Alaskan Malamute es originario de Alaska, de la zona occidental. Criados por la tribu de los Intuit durante el siglo XIX. Eran indispensables para ellos en su vida diaria ya que eran perros fuertes, inteligentes, obedientes y utilizados para tirar de trineos e ir a zonas despobladas con cargas pesadas. Fue adiestrado para ayudar con las labores de caza. Al surgir la fiebre del oro en Estados Unidos el Alaska Malamute comenzó a extenderse por todo el país.

El origen Husky Siberiano es muy antiguo, en Siberia convivían varias tribus y cada uno se encargaba de criar una raza de perro y la tribu de los Chuckchi se encargaba de los Husky. Estaba más integrado en la familia y gozaban de total confianza hasta tal punto que los dejaban dormir junto a ellos para mantenerse calentitos. Los Husky Siberianos estaban muy bien para correr largas distancias, pero no aguantan llevar tanto peso, aunque los utilizaban también como animales de pastoreo y compañía. En cuanto al Malamute podía transportar mucho más peso, pero aguantaba menos recorrido.

 

Diferencias físicas

 

El tamaño y peso promedio del Alaskan Malamute está entre 60 – 65 cm de altura y 35 – 40 kg de peso. Mientras que el Husky Siberiano está entre 50 – 60 cm de altura y 15 – 30 kg de peso. Eso en promedio. Los movimientos del Malamute son algo rudos y corpulentos con miembros fuertes y musculosos, es más ancho que el Husky. El Siberiano se mueven de manera más ligera, elegante, tienen un aspecto más atlético y sus miembros alargado; son más ágiles y rápidos que el Malamute. Sus cabezas son lo que definitivamente marcan la gran diferencia: La del Alaska Malamute es sensiblemente más grande en relación con el cuerpo, las orejas son erguidas y triangulares, un poco más anchas y menos grandes que la del Husky recordando a las del aspecto del oso más que lobo. Sus ojos son siempre marrones oscuros y de forma más almendrada que los del Husky.

En cambio, los Husky Siberianos tienen la cabeza más compensada en relación con su cuerpo y más fina, las orejas un poco más alargadas que las del Malamute. Los ojos del Husky suelen ser azules, o uno azul y uno castaño (heterocromía) o castaño. Si bien es cierto que ambos son originarios de climas fríos no quiere decir que no se adapten bien al calor. El pelo es similar en ambos. Alaska y Husky tienen doble capa de pelos. Esa doble capa de pelos se compone de una interna, más corta, lanuda y aceitosa y otra larga, un poco más áspera siendo en el Alaska Mala mute algo más largo y áspero que en el Husky. Esa doble capa de pelo actúa como aislante en la temporada de frío les conserva su temperatura corporal y en la temporada de calor los mantienen frescos. Suelen mudar el pelo en el verano.

 

El Carácter

 

El Alaska Malamute y el Husky Siberiano son perros dóciles, cariñosos, amables, fieles y familiares. No son ni por asomo los ideales para tener como perros guardianes y no son agresivos, pero si es cierto que son animales que actúan de un modo similar al lobo pudiendo detectar e identificar cualquier amenaza en su entorno. Están siempre alerta. El Malamute no es perro de un solo dueño, aunque ambos tienen un carácter independiente. Es capaz de encariñarse de diferentes personas lo que sería su manada, la familia, aunque tendiendo siempre a mostrar su instinto de liderar y eso es siempre por lo que hay que mantener un pulso.

El Husky puede mostrarse más distante con los extraños y más protectores con su familia de lo que sería un Alaska Malamute. Ambos son perros que necesitan mucha actividad física, son bastante activos y necesitan que se les estimule mentalmente. Tanto el cachorro Alaskan Malamute como el cachorro Husky se les debe enseñar a socializar de pequeños para que luego no tengan problemas de relacionarse o interactuar tanto con humanos como con otros perros. El Alaskan Malamute y Husky Siberiano son razas que aprenden con rapidez, son muy inteligentes. Por su naturaleza son animales que necesitan un líder y si no eres tú lo será él. Así que, es importante ser firmes con ellos y enseñarles quien es el líder, no solo para que obedezcan sino para que se sientan seguros. No es convenientes dejarles solos pues necesitan de compañía y esto es muy conveniente para que tengan una sociabilidad adecuada, aunque sean independientes no son animales solitarios.

Los Malamute de Alaska son perros que se hacen querer, muy juguetones, amigables y que confían en los humanos. No son los mejores perros guardianes, eso hay que reconocerlo. Si entra un extraño a casa quién sabe si lo que hace es saludarle con alegría.

No todos los perros Alaska Malamute tienen el mismo temperamento, al igual que perros de otras razas y que los humanos. Y ese temperamento puede condicionarse de acuerdo con tres razones principales:

  • La Formación que le des
  • La Socialización, sobre todo de cachorro
  • La Genética (la herencia)

Aunque sean de temperamento diferente lo que tienen casi todos es una energía inagotable!!! Que agota solo a los dueños, sobre todo en los primeros años de vida.

Es bueno tener en cuenta que son animales de carga por lo que les gusta el trabajo y los juegos rudos y además le encanta participar de las actividades humanas.

Es realmente fuerte la conexión y el un vínculo de lealtad con sus dueños. Pero tienes que tener en cuenta la parte menos positiva de eso, que cuando salgas a hacer unas compras le tendrás posiblemente aullando un buen rato porque te extraña. Es bueno estar con ellos o ellos con nosotros la mayor parte del tiempo posible. Lo disfrutarán ellos y los dueños.

Siempre es positiva la sociabilización que puede reducir los efectos y la ansiedad por la separación o ausencia temporal de sus dueños. Es bueno que conozca muchas personas, olores, lugares y otros animales.

El temperamento no condiciona al perro en lo que sabe hacer como escarbar, jugar, curiosear y aullar!!! Los Alaska Malamute no ladran casi nada, a menos que esté con otros perros que lo empujen a hacerlo, pero escucharás sus aullidos a menudo para “reclamarte” algo, para decirte que te has ido y lo has dejado en casa o para pedirte la comida. Unos aullidos que aunque no son sonidos fuertes como los ladridos, al parecer pueden ser escuchados a varios kilómetros. Pero son mucho más agradables que los ladridos, sin duda.

 

Alimentación del Alaskan Malamute

 

El Alaskan Malamute es considerado un perro de raza gigante. Al contemplar el enorme tamaño de estos perros lo primero que se nos viene a la cabeza es que son difíciles de alimentar y que comen enormes cantidades y nada más lejos de eso. Ellos comen menos que las otras razas del mismo tamaño y peso. Los primeros 18 meses del Alaskan Malamute cachorro son muy importantes para su futuro desarrollo y calidad de vida adulta y esta a su vez influirá durante el envejecimiento por eso es importante que escojas un pienso de calidad. No tiene que ser el más caro, pero sí de calidad premium.

Te recomiendo que durante esta etapa le des a tu querido peludo tres raciones diarias, esto es la cantidad diaria recomendada según su peso y edad dividida en tres raciones. A medida que van creciendo ir probando con dividirlo en dos raciones diarias que ya sería lo ideal en la edad adulta.

El hecho de darle varias raciones diarias le disminuye la ansiedad a la hora de comer y evita las torsiones estomacales. No se recomienda darle comida de humanos al Alaska Malamute porque tienen mayor cantidad de sal, especies, grasa y una serie de condimentos que afectaría de forma negativa el tracto digestivo. Los dueños de Alaskan Malamute a la hora de organizar sus comidas tienen la opción de darle alimentos preparados o darles alimentos secos.

También se permite una mezcla de ambos, pero la mayoría de los criadores experimentados de Alaskan Malamutes no recomiendan cambiar de una a otra dieta ya que, por la característica del estómago del perro, le toma tiempo reorganizar el cambio de estas. Si hay necesidad de cambiar la comida, se recomienda que se haga de forma gradual, reemplazando parcialmente la comida habitual por la nueva.

Este período debería durar tres días. En caso de que el dueño se decida por una dieta de alimentos naturales la carne debería ocupar la mayor parte de la dieta. A los cachorros de Malamute se le pueden dar carne de res cortada en trozos pequeños, el pescado debe ser incluidos en la dieta un par de veces a la semana hervidos y sin espinas, un huevo hervido una vez a la semana. También se les puede dar avena, arroz, trigo sarraceno, harina de avena. Queda total y absolutamente fuera de la dieta la cebolla, ajo, puerros, aguacates, chocolate, pasas, uvas pasas, algunos frutos secos, azúcar, cafeína, leche y derivados, patatas, pepitas de manzanas y masas fermentadas entre otros por resultarles altamente tóxicos, son alimentos prohibidos. Tampoco huesos cocidos.

Los Alaska Malamutes en la edad adulta deben ser alimentados dos veces al día según el peso y la edad dosificada en dos partes. Los criadores de Malamutes dicen que tienen un apetito insaciable y comerán hasta que el recipiente esté vacío por eso es importante controlarles las cantidades y evitar obesidad.  De ninguna manera debes caer cuando te pida comida fuera de sus horas, siempre piden comida incluso aunque no tengan hambre. Nunca podrás complacer sus deseos, es importante ser firmes y esto forma parte también del proceso educativo de tu Malamute. Muchas gracias por visitar nuestra tienda online para alaskan malamute.

Recuerda que somos afiliados de Amazon por lo que podrás comprar tus productos con total confianza y además los recibirás en tu dirección a la mayor brevedad posible siguiendo plazos y procedimientos de Amazon.